Noticias de la empresaretorno>>

Discurso del Presidente Wang Jing en la Conferencia por la Obra de Inicio del Proyecto 2014-12-25 23:52

Su Excelencia el Presidente Daniel Ortega Saavedra; muy estimada Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo; estimados amigos del Gobierno de la República de Nicaragua y de la Comisión del Proyecto de Desarrollo del Canal de Nicaragua. Estimados invitados.

Hoy por la mañana, la Ceremonia de la Obra de Inicio del Gran Canal de Nicaragua se celebró con éxito en Rivas. Este Gran Canal, que conlleva hacia un futuro feliz de los nicaragüenses, une todos nuestros esfuerzos y que cambiará el patrón del comercio marítimo global, ha comenzado en la fecha prevista ante las dudas del mundo.

Al hablar del Gran Canal de Nicaragua, siempre hablamos del sueño centenario. Porque en la historia, muchas personas han tenido este sueño. Sin embargo, nunca había salido de los gruesos planos y papeles. Hasta hoy, este sueño de más de cien años ha atravesado el espacio y el tiempo en el rugido de los camiones y está enfrente de cada uno de nosotros. La gente no puede dejar de preguntarse, ¿el sueño se podrá realizar en este siglo? Si lo logramos, ¿qué vamos a obtener y qué perderemos? ¿Por qué un sueño que no se ha podido realizar por tantas generaciones, se hará una realidad hoy día? De hecho, durante los últimos dos años, nos hemos encontrado con retos de todos los aspectos. Siendo una obra de infraestructura de la mayor envergadura de la humanidad, no se limita simplemente a las excavaciones en montañas, construcciones de vías o puentes, o desviación de agua. En más de dos años, aún no se han reducido las dudas y especulaciones sobre el Proyecto del Canal en temas de protección del medio ambiente, reasentamiento, tecnología, maquinaria, financiación, leyes, política, experiencia, equipo de trabajo, etc. Hoy podemos decir con orgullo que hemos superado estos retos. Con el pleno apoyo del distinguido Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega y de las pertinentes agencias gubernamentales, con la cooperación de las empresas líderes y los mejores científicos de Estados Unidos, Inglaterra, Bélgica, Australia, China y otros países, especialmente con la comprensión y el apoyo de la mayoría del pueblo nicaragüense, hemos dado con plena confianza el primer paso histórico y monumental de empezar la Obra de Inicio.

En el proceso de desarrollo económico y social en las últimas décadas, China ha acumulado la experiencia más amplia y valiosa en término de infraestructura. Se ha dado a conocer un gran grupo de empresas de primera clase altamente competitivas. Mientras tanto, las buenas cualidades del pueblo chino: sin miedo al sufrimiento, tener el valor a actuar y estar dispuesto a asumir trabajos duros, han hecho que nuestras empresas chinas se atrevan a desarrollar este Proyecto del Gran Canal, el más grande y complejo de la humanidad.

Hace 2100 años, los valientes sabios de China abrieron la Ruta de la Seda, que promovió el progreso de la civilización humana y benefició a la prosperidad de muchos países y muchas naciones. Lo más importante es que el gran espíritu de esa Ruta, que creamos, heredamos y venimos practicando, permanece en la historia con todo su vigor por 2000 años. La Ruta de la Seda representa beneficios mutuos, inclusión y progreso. Es la tierra de la civilización mundial, haciendo posible que después de 200 años, podamos disfrutar de una sociedad colorida y próspera.

En la sangre y el corazón de las empresas chinas circulan y se llevan las ancestrales marcas milenarias. El hacer gran contribución al mundo en la nueva era por parte del pueblo chino, abriendo una Ruta Marítima de la Seda del siglo XXI, ha sido nuestro enorme motor y fuente de valentía y confianza para desarrollar el Gran Canal de Nicaragua.

El distinguido Presidente Daniel Ortega y su gobierno conceden gran importancia al sustento de la vida del pueblo, priorizando la lucha contra la pobreza, el desarrollo sostenible y la importancia ambiental. Los deseos y el gran entusiasmo del pueblo de Nicaragua de salir de la pobreza, buscar la felicidad y construir un mejor país, suponen la máxima garantía para el éxito de nuestro Proyecto.

Hoy damos el comienzo de la Obra de Inicio del Proyecto del Gran Canal. Sabemos que tenemos grandes responsabilidades y un largo camino por recorrer. Habrá una y otra montaña por superar. Pero para las flechas descargadas no hay vuelta atrás, por lo que dedicaremos toda nuestra sabiduría y valor para cumplir esta tarea histórica. Realizaremos planificación científica, organización cuidadosa y trabajo sólido, y destinaremos todos nuestros esfuerzos a la construcción, con la actitud de ser responsable con la población nicaragüense y responsable con la historia y el futuro.

Con respecto a una serie de temas importantes y sensible para la vida de todos los nicaragüenses, tales como la protección del medio ambiente, el reasentamiento, los empleos, etc., trabajaremos con los principios de transparencia e imparcialidad, tomaremos todas las posibles maneras para mejorar el nivel de vida del pueblo de Nicaragua. Con las acciones reales, demostraremos al mundo que somos constructores, y no destructores; lo que traeremos es la riqueza y la dignidad, y lo que despedimos será la pobreza y el atraso.

Queridos amigos, para cumplir la meta de que el Canal entre en operación, necesita de ti, de mí y de él y ella, necesita que todo el mundo una sus esfuerzos para trabajar mano a mano. Tengo la plena confianza de que obtendremos éxito, y que la victoria pertenecerá a nosotros.

El Gran Canal de Nicaragua será una gran contribución del pueblo de Nicaragua al desarrollo de la humanidad, al lograr su propia prosperidad. También será una gran contribución de parte de las empresas chinas y de otros países al desarrollo humano, al conseguir su propio valor.

Bendigamos y esforcémonos, creando la gloria inmortal de esta Ruta Marítima de la Seda del siglo XXI, que transportará el sueño y la felicidad de las futuras generaciones y promoverá una mejor integración y prosperidad de Oriente y Occidente. ¡Vamos adelante!

Hoy a través de la transmisión por televisión, quiero decir que las empresas chinas, los chinos llegamos a este hermoso país a construirlo y no destruirlo ni hacerle daños. Prometemos solemnemente respetar todos los derechos e intereses del pueblo nicaragüense. El trabajo de reasentamiento se basará en los principios de ser equitativo, justo, público y transparente. Sin el consentimiento de los propietarios, e incluso si no están satisfechos con la indemnización, no se tocará ni una planta de sus tierras.

Cuando se estableció HKND Group, cada miembro de la empresa ya se veía a sí mismo como un o una nicaragüense. Con el fin de construir un país próspero, una patria hermosa y establecer buenas relaciones con el pueblo, también para que el Proyecto del Canal marche bien y que el sueño centenario se realice pronto, HKND asumirá mayor responsabilidad social y cumplirá más obligaciones públicas.

Aquí presento el plan de caridad de HKND Group para 2015:

En 2015, HKND financiará a 50 universitarios nicaragüenses para realizar estudios avanzados en China, asumiendo los costos de matrícula, gastos de manutención, seguros y boletos de avión. Espero que logren éxitos académicos en China y regresen a Nicaragua para construir un país más próspero.

Patrocinará 10 ambulancias, 10 vehículos de bomberos, y realizará la renovación de tres hospitales en el área del Proyecto del Canal, para contribuir a mejorar las condiciones médicas y calidad de vida del pueblo nicaragüense.

Es el deseo de todo el personal de HKND que los nicaragüenses tengan una vida cada día mejor. Seguiremos intensificando los esfuerzos en cumplir la responsabilidad social, porque somos una familia.

¡Muchas gracias a todos!

http://youtu.be/YaeWMXXWsU0