Reportajes en mediosretorno>>

Prensa Latina: Nicaragua, año signado por aprobación de Estudio Ambiental del Canal 2015-12-8 17:03

Por: Francisco G. Navarro (Corresponsal de Prensa Latina en Nicaragua)

Managua, 06 dic (PL) Nicaragua pretende construir el Gran Canal Interoceánico en el próximo sexenio y 2015 estuvo marcado por la aprobación del Estudio de Impacto Ambiental y Social (EIAS), imprescindible para iniciar la megaobra el próximo año.

Con la aprobación del documento, encargado a la consultora internacional ERM, el 5 de noviembre el Gobierno de Nicaragua abrió las compuertas a la ejecución de la ruta con la emisión del permiso ambiental al proyecto, cuyos derechos exclusivos corresponden a la concesionaria china HKND Group por la Ley 840 del 13 de junio de 2013.

La nueva vía acuática proyectada en el istmo centroamericano unirá los océanos Atlántico y Pacífico a lo largo de sus 276 kilómetros, de ellos 105 a través del Gran Lago de Nicaragua.

Beneficios económico-sociales para el pueblo de Nicaragua y satisfacción de la gran demanda de la industria marítima internacional, necesitada de una vía transoceánica capaz de dar cruce a los navíos más grandes del mundo, se conjugarán con la concreción del proyecto canalero, argumentó el EIAS.

El Gobierno de Nicaragua, tras analizar el estudio con el debido rigor, reconoció que el Canal tendrá un impacto neto positivo sobre el medioambiente y la sociedad, siempre que la concesionaria cumpla con las condiciones de mitigación y compensación previamente acordadas.

Durante los últimos años tuvo lugar un proceso de deterioro en el entorno ecológico del país, en especial en el área de los bosques nativos, afectados por la tala y la quema agrícola.

Los expertos en el tema ambiental participantes en el EIAS coincidieron en señalar que, de no emprenderse una acción significativa, la mayor parte de la foresta de la mitad sur del país puede desaparecer en los próximos tres lustros.

Similar peligro detectaron respecto a la calidad del agua del Gran Lago, a causa de la actividad humana y la pérdida forestal en sus riberas.

Entre las medidas de mitigación aprobadas por el Estudio sobresale emprender un proyecto de reforestación en la cuenca del Canal (a cuenta de HKND Group), para evitar la erosión del suelo y la acumulación de sedimentos en el lecho lacustre.

La concesionaria se comprometió a evitar la entrada de agua salada al lago, así como garantizar una mejoría en la calidad del líquido vital del también llamado Cocibolca.

El trayecto finalmente escogido para el Canal afectará a unas seis mil 800 familias (27 mil personas), que serán reasentadas por la compañía inversionista.

HKND Group tiene el compromiso de efectuar la reubicación de esa población en correspondencia con las mejores prácticas internacionales, y al propio tiempo elevar su nivel de vida con viviendas óptimas y una infraestructura social superior a la actual.

Además de resaltar el carácter exhaustivo del proceso, el asesor principal del proyecto, Bill Wild, aseguró haber escuchado las aportaciones recibidas acerca del diseño y mostró su satisfacción por haber creado un EIAS en el cual el pueblo de Nicaragua pueda depositar una confianza absoluta.

Para el 29 de mayo del presente año la Environmental Resources Management (ERM), consultora británica reconocida a nivel mundial como líder en el ámbito de la sostenibilidad ambiental, tuvo listo el estudio contratado por HKND Group en junio de 2013.

Durante los cinco meses posteriores ambas entidades, más el gobierno nicaragüense, trabajaron juntos en la perfección de las propuestas sobre la futura vía, a fin de minimizar los impactos ambientales y sociales.

ESTUDIOS COMPLEMENTARIOS

Con la reciente aprobación del EIAS, el proyecto del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua demostró su viabilidad desde una perspectiva económica, técnica y ambiental.

Porque redondeó un proceso de investigaciones iniciado en junio del pasado año por la estadounidense McKinsey and Company, consultora estratégica global dedicada a resolver problemas concernientes a la administración estratégica, que completó el estudio de viabilidad comercial y de negocios asociados a la obra.

China Railway Siyuan Survey and Design Group concluyó en diciembre del propio 2014 el estudio de factibilidad técnica.

La firma australiana CSA Global realiza en la actualidad las investigaciones a nivel del terreno, LIDAR (medición de distancias a través del empleo de un haz de láser), y geomagnéticas de la ruta del canal y la orilla del Lago de Nicaragua o Cocibolca.

HKND Group trabaja ahora en la optimización de los parámetros de diseño del Canal y en la preparación del boceto de referencia para las esclusas y los movimientos de tierra de la vía acuática.

Otras obras de logística y acondicionamiento se ponen en marcha a fin de dar inicio a las grandes labores de construcción.

Para la construcción de las esclusas y las excavaciones a gran escala se fijan como meta temporal los finales de 2016, hechos que marcarán el lanzamiento oficial de las obras principales, que deberán completarse en un período de cinco años contados a partir de ese momento.

ALTO NIVEL DE APROBACIÓN

Según encuesta de opinión pública realizada a mediados de octubre por la firma M & R Consultores (miembro de la Sociedad Europea de Opinión e Investigación de Mercados) más del 77 por ciento de los nicaragüenses apoya el proyecto del Canal y el 70 lo considera algo serio.

En la fase previa a la presentación del Estudio tuvo lugar un proceso de consultas públicas, a cargo del Gobierno y HKND Group, en las cuales participaron unas tres mil personas, entre ellas representantes de las comunidades ubicadas a lo largo de la ruta.

De igual forma incorporaron sus opiniones ejecutivos del sector empresarial, medios de comunicación, sindicatos, científicos, universitarios, ambientalistas, grupos religiosos, y el cuerpo diplomático, así como agencias de la ONU, la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

Junto a la creación de un cuarto de millón de empleos, entre directos e indirectos, durante la fase de construcción, el EIAS valoró otros beneficios para la economía de Nicaragua, como el aumento de la producción y los ingresos personales, la mejora de las habilidades laborales y de las infraestructuras de transporte.

-Fin-

Enlace original: http://prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=4411671&Itemid=1